91 534 07 00

El Arzobispo de Madrid con los profesores universitarios en el CM Mendel

C.M.U. MENDEL / Mendel / El Arzobispo de Madrid con los profesores universitarios en el CM Mendel

A las puertas del final del curso académico en la universidad, la Pastoral Universitaria de Madrid organizó un año más el encuentro del arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, con los profesores universitarios como clausura del curso en el Colegio Mayor Mendel. Osoro animó a los docentes a evangelizar en la universidad con el ejemplo, sin cerrarse en “corralitos” sino abriéndose al mundo.

El prelado madrileño se abrió a los profesores y atendió a sus preguntas en el coloquio, acto central del encuentro junto al delegado diocesano de Pastoral Universitaria, Feliciano Rodríguez. También contó con la presencia del rector de la Universidad Pontificia de Comillas, Julio Luis Martínez, así como decanos y profesores del resto de universidades de Madrid y directores de colegios mayores.

En la eucaristía previa, Osoro alentó a encontrar a Dios en el ámbito universitario y a mostrárselo con libertad a todos. “Qué mejor que encontrar la sabiduría de Dios en la universidad, centro del saber”, manifestó el arzobispo madrileño. Sobre los alumnos, expresó su deseo de que los profesores sean también formadores de la obra de Dios. “Los jóvenes no tienen que estudiar para estropear la creación sino para contribuir a la labor de Dios”, indicó.

Ya en el coloquio, Carlos Osoro pidió a los asistentes no encerrarse en pequeños grupos, sin compartir la fe, porque el cristiano tiene el poder y el deber de conquistar el corazón de otros como hacía Jesús. “Los cristianos en la universidad no podemos hacer corralitos, tenemos que abrirnos al mundo”, dijo. Exigió además un compromiso pleno con la sociedad para mostrar al resto el ejemplo de Jesús, para lo que se necesita primero un compromiso con Cristo y con la Iglesia.

IMGP2262-1

“La libertad religiosa no es poder rezar en la calle”

Preguntado sobre su relación con las instituciones madrileñas –el gobierno de la Comunidad de Madrid y del ayuntamiento de la capital–, Osoro afirmó que sabe el papel que él quiere para la Iglesia aunque desconoce lo que el gobierno autonómico y el consistorio desean. Acerca de la libertad religiosa, el prelado manifestó que la libertad no solo consiste en celebrar actos de fe públicos, va más allá, según indicó. “La libertad no es que podamos rezar libremente en la calle, es que se pueda exteriorizar con actos la fuerza que sentimos exteriormente y mostrársela al resto”, dijo.

En este sentido, el arzobispo de Madrid criticó que en ocasiones sean los cristianos los que quieran hacer imponer su propia fe. Lo necesario, según explicó, es compartir la fe y no imponerla por la fuerza. “Tenemos una buena noticia y la fuerza suficiente para mostrársela al mundo sin necesidad de obligar a nadie, somos libres”, expresó.

Recommended Posts