5 aficiones para poner en práctica en la universidad

2020-10-27T18:42:39+01:00

Los ratos libres entre las horas de clase, los trabajos y los exámenes son para aprovecharlos. Desconectar es imprescindible en el camino para conseguir los objetivos, descansar la mente te permitirá afrontar cada momento del día como si fuera único. 

Pero ¿cómo aprovechas tu tiempo libre? Tener hobbies es esencial a lo largo de la vida y es que, aparte de disfrutar con ellos, aprovechar los ratos libres para poner en práctica tus aficiones te ayudará paratu etapa en la universidad y para el futuro profesional.. Por eso, desde el Colegio Mayor Mendel vamos a darte algunas ideas que te ayudarán a seguir evolucionando como estudiante y como persona. Además, algunas de ellas quedarán muy bien en tu currículum porque añadirán valor a tu perfil y te harán destacar sobre otros candidatos. 

Mejora la productividad en la universidad

Práctica cualquier deporte

Si te gustan los deportes en equipo y compartir la experiencia con compañeros del colegio, en el Mendel tienes la mejor opción para hacerlo. Los entrenamientos están planteados para realizar deporte, al tiempo que desconectas de la universidad y estableces nuevos vínculos con otros colegiales. Gracias a estos deportes estarás trabajando el compañerismo, la ilusión ante nuevos proyectos y demostrarás constancia para conseguir lo que te propongas. 

Si prefieres practicar deportes extremos como la escalada, en montaña o en el rocódromo más cercano, el esquí acuático en el Pantano de San Juan… también estarás ayudándote en esta etapa de universidad. Al tener una afición como puede ser el deporte extremo estarás enfrentándote constantemente a retos y a situaciones de tensión en las que te tocará superarte. Sin duda estos valores te servirán para cualquier reto de la universidad y de tu futuro laboral. No tengas miedo a lo desconocido.

¿Lo tuyo es el mundo del running? ¡Estupendo! Como para todos los deportes de resistencia deberás tener disciplina para superarte en cualquier situación. 

Tocar un instrumento

¿Tocabas algún instrumento, pero lo has dejado abandonado? Ahora ya no tienes excusa y es el momento de retomarlo, si siempre lo has hecho estás de suerte. Tocar cualquier instrumento es una herramienta que te servirá para desarrollar la creatividad, al tiempo que potencias la memoria y encuentras otras vías para expresarte.

No importa el nivel que tengas, tocar un instrumento es una afición que se suele valorar en cualquier momento. Incluso puede ser interesante comentarlo ante una entrevista de trabajo. 

 No hace falta que estés aplicando a la Filarmónica de Nueva York para incluir en tu currículum tu afición a tocar el piano, el violín o la guitarra. Tocar un instrumento es un hobby muy bien valorado en cualquier sector, por lo que debes incluirlo siempre.

El entorno digital

En estos momentos prácticamente todo lo que hacemos lo conseguimos gracias a un ordenador o cualquier otro dispositivo conectado a internet. Si te gusta dedicar horas a emprender a utilizar diferentes herramientas, estarás trabajando una afición que seguro te ayuda en tu etapa en la universidad. Alguna de las acciones que más valor aportan están relacionadas con la edición de fotos o de vídeos, con Photoshop o Final Cut, por ejemplo. Estas aficiones son especialmente prácticas para carreras relacionadas con el mundo creativo.  

Dominar programas como Exel o Power Point también son buenas aficiones para desarrollar en línea con tus estudios en la universidad. Estas herramientas requieren tiempo, por lo que demostrarás que eres una persona atenta al detalle y precisa en cada acción. Unas cualidades muy positivas para el entorno académico y profesional. Si te gusta escribir puede ser un buen momento para crearse o un blog, pero si tienes pasión por las fotos o vídeos puedes demostrarlo en TikTok o Instagram y compartir tu experiencia con tus seguidores

La lectura

La pasión por la lectura puede empezar en cualquier momento porque es de gran ayuda para mejorar las habilidades de comunicación. A leer podrás adquirir nuevos conceptos y formas de comunicación para poner en práctica cuando tengas que exponer un trabajo en la universidad. 

Además, potenciará tus capacidades cognitivas, por lo que el momento de estudio será mejor que antes. Recuerda que las capacidades cognitivas son las que están relacionadas con la forma en la que se procesa la información, como por ejemplo la comprensión, la memoria y la resolución de problemas, entre otras capacidades. Al leer también conseguirás desconectar ya que toda tu atención se centrará en el libro y te servirá como si fuera una técnica de relajación. 

El arte

Saber expresar tu visión de las cosas, ya sea de un modo real o imaginario, así como entenderlo te servirá para desarrollar tus habilidades en la universidad. Tener la sensibilidad para expresar ideas, emociones y sensación te resultará especialmente práctico en tu vida y te permitirá relajarte en muchos momentos.

Por ejemplo, la pintura potencia tu creatividad al tiempo que es una forma de expresión. Con el baile o la danza, potencias tu coordinación tanto mental como física, al tiempo que potencias la disciplina y la creatividad. ¿Cuál es el tipo de arte que más te gusta?

¿Cuál de estas aficiones vas a poner en práctica en este año de universidad? Recuerda que es importante combinar momentos de trabajo con aficiones que te ayuden a desconectar y te mejoren el estado de ánimo.