Créditos ECTS: todo lo que necesitas saber

2020-12-16T20:13:45+01:00

En la universidad casi todo es nuevo, sobre todo al principio. Una de las dudas más recurrentes entre los estudiantes es sobre los créditos. ¿Qué son? ¿Para qué sirven? ¿Cómo se pueden conseguir?

Por eso, queremos ayudarte en tu misión por acostumbrarte a la universidad y por ir creciendo cada día. Para ello, desde el Colegio Mayor Mendel vamos a contarte todo sobre los créditos ECTS y todo lo que necesitas saber para beneficiarte de su uso.

Todo lo que un crédito ECTS puede suponer para ti

Antes de adentrarnos, deberás saber que las siglas ECTS significan European Credit Transder System, o lo que es lo mismo, el Sistema Europeo de Transferencia de Créditos. Este sistema es común a todas las universidades europeas, favoreciendo el programa Erasmus, pues todas las universidades europeas siguen el mismo sistema.

Crédito ECTS, ¿qué es?

En la universidad, el término crédito ECTS se refiere a la cantidad de horas que los estudiantes deben asumir cada curso. Quizás hasta ahora tan solo te habías fijado en las asignaturas que tienes que cursar, pues bien, ahora debes fijarte en las horas de cada semestre. En estas horas se contabilizan también los momentos destinados a las tutorías (de gran utilidad para reforzar lo aprendido en clase o para solucionar todas las dudas), al estudio personal, a los cursos y seminarios en los que participes… 

En definitiva, tratan de realizar una valoración de todo lo que conlleva la realización de un grado universitario, ya que también los eventos culturales en los que participas o el tiempo de los trabajos y exámenes se tiene en cuenta. Cada crédito representa entre 25 y 30 horas de trabajo para un estudiante, dentro y fuera de clase, como ya hemos comentado.

Las universidades dan un cómputo a cada actividad o asignatura y al final del curso académico tendrás que superar los 60 créditos ECTS que tiene en la actualidad un año de grado universitario. Es decir, para completar y superar con éxito el grado deberás tener 240 créditos, aunque hay alguna especialidad, como Farmacia o Medicina, que son 300 o más.

Ahora que ya conoces más sobre los créditos deberás saber que no todo se cuenta con números. La experiencia de la vida universitaria y la experiencia en el Colegio Mayor Mendel es inolvidable. Por eso, céntrate en conseguir todos los créditos, en aprender, en crecer y en disfrutar con responsabilidad de todas las oportunidades que te ofrece la etapa universitaria. 

Otras formas de conseguir créditos

Aprovecha los seminarios, cursos o talleres que aporten valor adicional a tus estudios y con los que puedas conseguir créditos de libre configuración. Por ejemplo: hacer de guía en la universidad a un estudiante Erasmus recién llegado o apuntarte a unas jornadas que se organizan en tu facultad.

Una de las formas más habituales para conseguir ECTS son las practicas opcionales. No todos los grados universitarios tienen la obligatoriedad de hacer prácticas, por lo que hacerlo te da puntos al tiempo que ganas experiencia y puedes empezar a crear tu CV profesional. Seis de estos créditos, si lo consideras oportuno, los podrás convalidar por una asignatura. En muchos casos, hay estudiantes que optan por quitarse una asignatura para así, el último año de carrera, poder centrarse en la realización del TFG o en alguna otra asignatura que sea especialmente difícil o que de problemas para aprobarla. 

Ventajas del Sistema de Créditos Europeos

Desde que se implantara con el Plan Bolonia este sistema en universidades y centros de educación superior se tienen las siguientes ventajas:

  • Se garantiza la equivalencia con los diferentes sistemas del resto de países europeos. 
  • Se favorece la movilidad geográfica.
  • Se puede solicitar con mayor facilidad el reconocimiento de créditos y convalidaciones de los grados estudiados.