Valores del Colegio Mayor Mendel

2021-11-30T10:59:56+01:00

Ser del Mendel, no sólo significa vivir entre las paredes del Colegio Mayor mientras se estudia un grado universitario, un posgrado o una oposición. Pertenecer al Mendel, conlleva una serie de valores que fortalecen la personalidad y suman en positivo a la madurez que se alcanza en esta etapa vital tan importante que se vive en el Colegio Mayor.

Los valores se sustentan en la convivencia y la implicación de los colegiales y colegialas en todas las experiencias y actividades que se llevan a cabo en el Colegio Mayor, trabajándose implícitamente en el día a día con cada pequeña acción vivida aquí dentro. Las claves de estos valores son:

Libertad 

Tal y como dijo San Agustín: «la verdadera libertad no consiste en hacer lo que me da la gana, sino en hacer lo que tenemos que hacer porque nos da la gana». Porque todo ejercicio de libertad conlleva una gran responsabilidad, en el Colegio Mayor Mendel se vive desde esta perspectiva, respetando la libertad propia y la de todos y cada uno de los colegiales. 

Verdad

En Filosofía, la verdad implica una relación entre el sujeto y la realidad, propia y externa. Desde el Colegio Mayor Mendel fomentamos el autoconocimiento y el conocimiento de la realidad de una manera crítica, invitando a cuestionarse tanto a uno mismo como a lo que nos rodea, con el fin de alcanzar una corrrespondencia lo más ajustada posible entre el pensamiento y la realidad.

Comunidad

Todas las personas que forman parte del Colegio Mayor Mendel conforman la Comunidad del Mayor. Agustinos, trabajadores, colegiales y antiguos colegiales comparten un espacio que, de algún modo, les define, perteneciendo a algo mucho mayor que un simple espacio físico. Se comparten objetivos, se trabaja al servicio de los demás y se busca el bienestar de todos los que comparten la comunidad. El Mendel atraviesa las vidas de todos aquellos que algún día cruzaron su puerta de entrada. 

Amistad

En el Mendel, amistad y comunidad son dos ámbitos íntimamente relacionados. Ambos expresan el valor de los vínculos que, año tras año, se forjan durante la convivencia en el Colegio Mayor. La amistad constituye un pilar básico del ser humano y su felicidad. Mediante las actividades de integración en el mes de septiembre y las distintas actividades deportivas, formativas y de ocio realizadas durante el curso, los colegiales encuentran a las personas que, muy probablemente, les acompañen durante el resto de sus vidas.